El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de semejantes – Denis Diderot

No se si te habrá pasado, que después de ayudar a la gente te sientes feliz. Es una sensación que te mueve el corazón y te reconforta el alma.

Si nunca lo has experimentado, te invito a que esta semana te animes por primera vez. Si ya conoces esta sensación, te invito a que la repitamos. Miremos a nuestro alrededor y encontremos a alguien en nuestra familia, en nuestro trabajo o en la calle que necesite una sonrisa. Ayudémosle a forjarla y seamos felices haciendo felices a los demás.

Entrada anterior
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: