Únicamente los peces muertos nadan con la corriente

Cierra los ojos e imagínate la escena: Un pez muerto, que flota en el agua y se deja arrastrar por la corriente. Tú te acercas y al mirarlo te das cuenta de que tiene tu cara… ¿cómo se siente?

Ahora imagínate un pez moviendo la cola y nadando entre corales de colores. Ponle también tu cara y examina nuevamente la sensación.

Si te gustó más la segunda imagen que la primera, esta semana te invito a que juegues al pez vivo. Mueve tu cola e impúlsate a donde quieres llegar. No dejes que la corriente te arrastre y termines en un sitio en el que nunca quisiste estar.

Entrada siguiente
Deja un comentario

1 comentario

  1. CASS

     /  junio 17, 2011

    gRACIAS POR ESTE MENSAJE, CADA VEZ SIENTO, COMO DIOS, TE HABLA Y UTILIZA LOS MEDIOS QUE UNO MENOS SE IMAGINA.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: