La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa

Cuando leo las frases de Einstein me pregunto si el mundo le hace justicia al recordar únicamente su intelecto. Encuentro tanta sabiduría y, lo mejor, tanta simpleza en sus palabras, que no me explico como no se destacó como un gran líder.A ver si nosotros practicando sus consejos, lo honramos como se merece.

Esta semana él nos recuerda que nuestra responsabilidad con el mundo no se limita solamente a no hacer el mal, sino también a evitar que otros lo hagan a sus anchas. De alguna forma, se me parece a una oración cristiana que dice que uno peca de pensamiento, palabra, obra y omisión, lo que para el caso viene a ser lo mismo.

Esta semana ( y las que vienen) te invito a que revises el mal a tu alrededor y examines lo que estás haciendo para evitarlo:

  • ¿Hay alguna forma en la que puedas contribuir a disminuirlo?
  • ¿Hay alguna situación que debas poner en evidencia?
  • ¿Estás sentado viendo lo que pasa?
  • ¿Qué pensarías de alguien que se comporta como tú en las actuales circunstancias?

Si encuentras que hay algo, por pequeño que sea, que pueda ayudar a que este mundo deje de ser peligroso, te invito a que pongas tu granito de arena … ¡Adelante!

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: