Un burro hablando de orejas

Esta es una expresión muy común entre los niños. La usan para decirle a la persona que los está criticando, que ella también tiene ese mismo defecto. No nos extraña, ya que como lo comentamos en Metas – Paso No. 7, es usual que veamos nuestras cualidades y defectos reflejados en los demás. Ellos solo actúan a manera de espejos.

Esta semana te invitamos a que al criticar o juzgar a otros, te detengas y revises que lo que ves no sea tu propio reflejo. Si te reconoces, respira profundo y se compasivo con tus debilidades. O mejor aún, lánzate a aplicar la técnica de la madre que te expusimos en el mismo artículo.

Suerte y que nadie te diga UN BURRO HABLANDO DE OREJAS

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: